¿Nuestra Historia?

 ANTECEDENTES HISTÓRICOS

 

La policía de Mérida considerada, como un cuerpo organizado que está a la disposición de las autoridades civiles para velar por el orden público así como para proteger la seguridad personal y los bienes de los integrantes de una comunidad, no se estableció como tal durante los primeros siglos del período colonial. Policía era la función no el órgano. Y esa función no se limitaba al orden público, sino que comprendía también muchos otros aspectos.

 

image

 

Correspondía al cabildo de la ciudad, la competencia principalmente a los alcaldes (quienes tenían facultades de jueces a nivel municipal) y a los demás miembros del cabildo. Cuando necesitaban arrestar a algún malhechor podían hacerlo por sí mismos, o llamar en su auxilio a cualquier vecino o grupo de vecinos. La vara de los alcaldes era una “vara de justicia “, lo cual hacía de ellos a la vez funcionarios ejecutivos y jueces, en el ámbito municipal. Cuando el Capitán Español Juan Rodríguez Suárez funda la ciudad de la provincia de las Sierras Nevadas, Santiago de los Caballeros de Mérida en el año de 1558, organiza el primer cabildo merideño con cada una de las autoridades, entre ellas la figura del Alguacil Mayor, nombramiento asignado al soldado Español Juan Martín de Cáceres, quien era el encargado de los asuntos de justicia y seguridad pública, representaba la autoridad de la policía local y entre sus principales funciones estaba: cumplir y hacer cumplir las leyes ( Felipe II, 19 de Octubre 1566 ), ejecutar las rondas nocturnas y control de los lugares públicos, ejecutar las
órdenes de captura de ciudadanos solicitados por las audiencias, control de juegos vedados y pecados públicos, control de armas en horas nocturnas ( Felpe II, 19 Octubre 1566 ).

 

Otro tipo de autoridad de policía que poseía el cabildo merideño eran los Alcaldes de la Hermandad, conformados por los mismos Alcaldes Provinciales; según Don Tulio Febres Cordero en Mérida eran nombrados anualmente dos Alcaldes de la hermandad uno para el partido de abajo desde la Plaza principal (hoy Plaza Bolívar ) hasta Ejido y otro para el partido de arriba desde la plaza principal hasta el valle de Carrasco y pueblo de Tabay, encargados de la persecución de los malhechores y no tenían jurisdicción alguna, por lo que estaban sometidos bajo la autoridad de los Alcaldes Ordinarios. Esta institución Municipal fue creada por Felipe II según Real Cedula del 27 de mayo de 1631 para la vigilancia de las poblaciones y villas alejadas, de difícil apoyo para la seguridad, evitando delitos, control de personas ociosas, vagabundos y perdidos, así como la vigilancia de los caminos y rutas de viaje desoladas, el control y castigo de los delitos relacionados con el abigeato.

 

imageimageimageimage

 

Esta organización Colonial permanece así hasta los acontecimientos de 1811 cuando a la Provincia de Mérida se suma a la causa Independentista, se reorganiza el gobierno y son nombradas las nuevas Autoridades entre ellas la Primera Comisión de Policía, formada por los señores Don Francisco Antonio Uzcátegui (Racionero de la Santa Iglesia Catedral de Mérida), Don Fermín Ruiz y Don Blas Ignacio Dávila. Con la finalidad de dar a las Provincias Ordinarias sobre los asuntos de Policía y consultar sobre la materia a la Junta Extraordinaria. En esta oportunidad se puede catalogar a estos Ciudadanos, como los primeros Funcionarios de Policía de la Mérida Republicana, siendo juramentadas el 25 de Septiembre de 1810 ante la primera Junta de Gobierno de Mérida. De igual forma el articulo Nº 2, Titulo VII De Los Cabildos y Jueces Inferiores de la Constitución Provisional de Mérida en 1811 establecía que: “Queda a Cargo de los cabildos la policía y en los casos a que no alcancen sus facultades ocurrirán al Gobernador Político.”

 

leer articulo completo....

 
-->